jueves, 13 de junio de 2013

Los colores metalizados están de moda y es cada vez más común encontrarlos en la decoración, tanto en residencias como en oficinas. Estos colores reflejan muy bien la luz agrandando visualmente el espacio y aportan energía a las áreas que han perdido algo de vida. La pintura metalizada puede aplicarse tanto en la decoración clásica como en la industrial consiguiendo imitar diversos materiales, como el hierro, el oro, la plata, el cobre, o el metal avejentado.
Aunque los colores oro, plata y bronce son los tonos más comunes de esta paleta, también existen pinturas metalizadas en tonalidades rojizas, ocres, azuladas, lilas o verdes, siempre caracterizadas por un acabado brillante.

Más allá de las paredes, este tipo de soluciones puede emplearse también en techos y mobiliario, tanto para cubrir grandes extensiones como para otorgarle un toque especial a determinados detalles.




Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

Twitter

Con la tecnología de Blogger.

Google+ Followers

Síguenos en Google+

- Copyright © Decoración Ideal - Metrominimalist - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -